GRACIAS SABELA

domingo, 10 de abril de 2011

NIÑOS

Hay un solo niño bello en el mundo y, cada madre lo tiene.

Lo que se aprende en la cuna siempre dura

¿Dónde va el niño? donde lo tratan con cariño.

La ternura cura.
Los niños no tienen pasado ni futuro, por eso gozan del presente, cosa que rara vez nos ocurre a nosotros.

Da un poco de Amor a un niño y ganarás un corazón.

Quien no aprende de los niños, no aprenderá nada de mayores.

He llegado por fin a lo que quería ser de mayor: Un niño.
Cada niño que viene al mundo nos dice: " Dios aún confía en el hombre".

Donde hay niños existe la edad de Oro.

Los niños son la Esperanza del mundo.

Es importante cuidar la infancia, porque los niños son el futuro de nuestro mundo.


El mejor olor, el del Pan; El mejor sabor, el de la sal;
El mejor Amor el de los niños.

El medio mejor para hacer buenos a los niños hacerlos Felices.

Educar a los niños y no será necesario castigar a los hombres.
Los niños adivinan que personas los aman, es un don natural que con el tiempo se pierde.

Lo que pongas en los primeros años de tu vida, quedará en ella hasta más allá de la muerte.

Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa en ella es maravillosa.

Los niños y el genio tienen en común el mismo órgano motor: La curiosidad.

Somos lo que fue nuestra niñez.

Lo que se les de a los niños, darán los niños a la sociedad.

En cada niño, nace la humanidad.

Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y, la grandeza que no se inclina ante los niños.

¡Que sería el mundo sin niños?

Presencia la sonrisa de un niño y, tu día triste habrá terminado.
Educa a tu hijo desde niño y cuando llegue a viejo, seguirá tus enseñanzas.

Los niños son las personas más sabias del mundo, sólo que sin malicia.

El futuro de los niños, depende del presente que vivan.
Aquél que no es capaz de comunicarse con un niño, no es capaz de comunicarse con nadie.......

Mi alegría es la mirada limpia y llena de Amor de un niño feliz.

Si todos siguiéramos siendo niños, no habría Guerras.
Dame los primeros siete años de vida y, te diré lo que será el hombre del mañana.

Que ni una palabra, ni una mirada obsena, manchen la casa en donde haya un niño.

No todo esta perdido, cuando puedes ver en el rostro de un niño su magnifica inocencia.

DONALD ZOLAN.

14 comentarios:

Piedad dijo...

Rosa, bonita entrada y sabia reflexión...

Los niños son mensaje de paz... Donde hay niños, hay vida. Lástima que algunos adultos no sepan verlo ydestrocen su vida con las guerras que no sirven para nada... solo para destruir...

Gracias por compartir estas hermosas palabras.

Abrazos.

Blanca dijo...

Una entrada muy tierna!
¡Me encantan los niños!!!
Donde hay un niño hay alegría!
Gracias por compartir estas preciosas reflexiones!
Bss, Rosa

Folhetim Cultural dijo...

Olá passo por seu blog para convidar você a visitar o meu que é dedicado a cultura. De segunda a sexta feira noticiário cultural aos sábados minha coluna poética ás 09 horas da manhã e ás 5 da tarde Chá das 5 sempre com uma participação especial. Irei aguardar sua visita lá. Abraços sucesso em seu blog. O endereço é informativofolhetimcultural.blogspot.com

Magno Oliveira
Twitter: @oliveirasmagno ou twitter/oliveirasmagno
Telefone: 55 11 61903992
E-mail oliveira_m_silva@hotmail.com

loli dijo...

PRECIOSA ENTRADA, ABUELITA. lA VERDADES QUE LOS NIÑOS SON UNOS SACA PENAS.¡SI FUERAN SIEMPRE NIÑOS...!

Marta dijo...

Rosa una entrada preciosa y con mucha razón.
Gracias por tu visita y ánimos para mi salud.
Besitos

-Celi- dijo...

Hola Rosa por fin empiezo a incorporarme de nuevo para leeros y saludaros.
Que bonita y verídica entrada, yo como estos días estoy disfrutando de mis nietos afirmo y confirmo todo tu escrito, quien no quiere a un niño no tiene corazón o lo tiene "seco" Un beso

Conral dijo...

Rosa, qué bonita entrada. Si los niños son felices es que todo va bien y todo irá bien en un futuro. Yo también estoy segura de que los adultos que son malos, y hay muchos, muchos, es que en su niñez fueron desgraciados y seguramente no fueron queridos. Ahora todos tenemos que pagar por su infelicidad.
Al menos cuidemos y amemos a nuestros niños, empecemos por los nuestros y la ola se irá extendiendo.

Un abrazo grande, amiga. Hoy dormí un poco de siesta pero sigo con sueño y cansancio!
Gracias por estar siempre.
Conchi

Sabela dijo...

Rosa me encantó leer esta entrada, gracias por compartirla.
Abrazos.

reser dijo...

Bonita entrada Rosa y unas reflexiones muy ciertas ¿que seria la vida sin niños? ellos son la inocencia, la alegría y el futuro, merecen que los cuidemos y les amemos.
Una abraçada

Gloria dijo...

Hola Rosa, que entrada tan bonita.

Los niños dan vida, pero cuando se hacen adultos ya van a su "bola" y hacen sufrir. Educandolos bien y con cariño, tienen que convivir en una sociedad llena de peligros. Por un momento me imagino como llegará a ser la vida de un niño mal tratado por su entorno. Pobre!

Besitos Rosa, que paseis una relajada Semana Santa.

Gloria

rosa mis vivencias dijo...

Piedad, Blanca, Loli, Marta, Celi, Conral, Sabela, Roser y Gloria, gracias por vuestros comentarios, y por pasar a visitarme.
Un abrazo a todas.
Rosa.

Conral dijo...

Hola, Rosa, he pasado a saludarte. Espero que estés bien y que pases una feliz semana.
Yo estoy bastante atareada pero espero tener algún día de descanso antes del lunes de vuelta al trabajo, jeje.
Mi hija llegó bien, gracias a dios.
Un abrazo
Conchi

tanci dijo...

Hola Rosa. Primero quiero agradecerte tus visitas a mi blog. Siempre ne alegra verte por mi espacio. Esta entrada tuya sobre la infancia y los niños me ha llegado al alma. Tal vez por aquello de tener un alma de niño ;-) Es una bellísima reflexión de su mundo, de sus esperanzas y de todo lo que nos transmiten. ¿Qué sería de un mundo sin niños?. Lo mejor que les podemos dejar es una buena y amorosa educación. La ternura, la alegría, el cariño, la generosidad, la tolerancia etc formarán parte de su personalidad si hemos sido capaces de transmitírselos.Muy emotiva esta entrada tuya hecha con el corazón. Gracias Rosa.Te envío un fuerte abrazo, lleno de cálida ternura.

DRIADA dijo...

Pues yo solo añadir que no se si los niños aprendieron mucho conmigo ... yo aprendí de ellos las mejores lecciones de mi vida.
Un abrazo